Friday, June 2, 2017 7 formas de apartar a los niños de los celulares y conectarlos #ConLaNaturaleza
Connect with nature

¿Tus hijos pasan mucho tiempo echados en un sofá con los ojos en un teléfono, tableta o televisor, y muy poco tiempo corriendo y jugando, conectados con la naturaleza?

Muchos padres piensan esto, sobre todo en los países donde la mejora en los ingresos de las familias se traduce en nuevos artefactos tecnológicos.

En 2005, el autor Richard Louve acuñó la frase “desorden por déficit de naturaleza” a los costos humanos de la alienación del medio ambiente. Entre esos efectos están la disminución del uso de los sentidos, dificultades de atención y mayores tasas de enfermedades físicas y emocionales.

La falta de conexión de los niños con el mundo natural es “una de las pocas preocupaciones en las que coinciden los estadounidenses de distintos frentes partidistas o religiosos”, escribió Louv para la revista “Our Planet” de ONU Medio Ambiente.

Este y otros autores han publicado muchos libros y manuales con tips para alejar a los niños de sus aparatos electrónicos y conectarlos con la naturaleza. Aquí te compartimos siete de esas recomendaciones para que las intentes este Día Mundial del Medio Ambiente.

Acampar

Levantar la tienda de campaña, cocinar en una fogata, jugar al escondite entre el bosque: acampar puede convertir hasta al más flojo en una fuente de energía. Invita a los amigos de tus niños, lleva mucha comida deliciosa y asegúrate de que todos estén preparados para una posible lluvia, pero no exageres en tu planificación. La diversión surgirá sola, y creará memorias maravillosas y un vínculo con la naturaleza.

El club de los “bichos”

El mundo de los insectos nos rodea y está tan lleno de maravillas como el resto del reino animal. Incluso una tenebrosa y peluda araña, u otros escalofriantes rastreros, pueden inspirar a las mentes jóvenes –una vez que los tengamos asegurados en un frasco.

Pídele a un grupo de chicos que observen las diferencias entre los gusanos, mariposas o grillos que puedan encontrar en media hora y seguramente te llevarás algunas sorpresas. En la noche, también sirve colgar un trapo blanco e iluminarlo con una linterna, y los insectos rápidamente aterrizarán allí, para que puedas inspeccionarlos de cerca.

Un jardín de botellas de soda

Ayuda a tus niños a cortar una botella de soda por la mitad, pon dentro algunas piedras y tierra, y planta la semilla del vegetal favorito de la familia. Riega el germinador, coloca encima la mitad superior de la botella (con la tapa), ubícalo en un lugar soleado y déjalo bajo la supervisión de los pequeños.

La semilla pronto retoñará y en una semana es posible que necesite ser transplantada al aire libre. Habrás sembrado la semilla del amor por la naturaleza en una mente joven.

Rastreo de huellas

Muchos animales salvajes, como los zorros o las serpientes, son tímidos frente a las personas y muy buenos en perderse de nuestra vista. Para averiguar qué es lo que ha estado husmeando cerca de la casa o la escuela durante la noche, derrama algo de agua en la tierra, de modo que quede pantanosa, y busca las huellas al día siguiente.

También puedes mezclar algo de yeso y verterlo sobre la pisada para hacer un molde. Muchos libros y sitios web pueden ayudar a los niños a identificar sus hallazgos.

Los ojos puestos en el mundo de las aves

Sostener un águila o un búho en tu mano genera una emoción gigantesca. Las aves rapaces se ven mucho más grandes de cerca de lo que se ven en el cielo. Su mirada feroz te deja sin aliento y puedes sentir la fuerza increíble de sus garras cuando se mueven sobre ti. Y si emprenden vuelo, tu corazón se parará un segundo.

Los clubes de apreciación y rescate de aves ofrecen a los niños esta experiencia inolvidable, aunque siempre será posible salir a tu naturaleza local a apreciar pequeños y grandes pájaros. En los hábitats tropicales encontrarás en sus plumas toda una paleta de colores que enamorará a los pequeños artistas de la casa.

Equipamiento para el aire libre

Si hay un columpio en un árbol, habrá un niño que lo disfrute. Si hay una bicicleta disponible, un niño la querrá montar. Si hay un par de botas de goma, un chiquillo las usará para saltar entre charcos, inclusive si sigue lloviendo.

¿Hay algo que le impide a tus pequeños salir a la naturaleza o unirse a alguna actividad de sus amigos? ¿Se acerca alguna celebración especial? Busca ese regalo y puede que te lo retribuyan con sonrisas y con un sueño profundo tras regresar de una emocionante aventura al aire libre.

Recent Posts
Connect with nature La vida es mejor si estamos en contacto con nuestro planeta

Por Erik Solheim, Director General de ONU Medio Ambiente

Connect with nature La piedra angular de la vida, por Yolanda Kakabadse

Por Yolanda Kakabadse, Presidenta del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)